Federación Aragonesa de los Deportes Aéreos. Avda. José Atarés, 101 (semisótano). Edificio INAEM. 50018 Zaragoza Paracaidismo Inicio Contacto Correo electrónico Inicio Aeromodelismo Aerostación Paracaidismo Paramotor Parapente Ultraligeros Vuelo Libre Vuelo con Motor Vuelo a Vela Junta Directiva Composición Asamblea General Clubes integrados en FADA Licencias Deportivas Calendario de actividades Estatutos FADA Reglamentos Deportivos Transparencia. Cuentas, etc. Bienvenido
El paracaidismo es una actividad deportiva al aire libre, y éste es su elemento y en su seno se desarrolla,  lejos del suelo, en las alturas, donde las cosas suceden a otro ritmo.     La máquina que el paracaidista utiliza para volar es su cuerpo: los brazos y piernas son las alas y  nuestro peso el motor. Así, descendiendo con el paracaídas cerrado a 200 Km/h., o más, es posible  tener la sensación de estar flotando en el aire sin que nuestro cuerpo tenga que hacer ningún esfuerzo;  es la '”caída libre". Pero además, con una técnica adecuada se pueden hacer y combinar cuantas  piruetas uno sea capaz de imaginar (modalidades de "estilo" y "estilo libre') hasta constituir un auténtico  ballet en el aire. Y si esto no fuera suficiente, ¿por qué no saltar junto con otros paracaidistas, y, mientras  descendemos en caída libre, no nos acercamos y cogemos constituyendo un grupo o formación o una  secuencia de ellas?; es el "trabajo relativo". Esta es la modalidad más querida por muchos, porque es  cuando sentimos realmente que volamos sin otro elemento que nuestro propio cuerpo.   Cuando llega el momento de abrir el paracaídas la diversión no tiene por qué terminar. Los modernos  paracaídas cuadrados permiten seguir volando, de una manera diferente y aterrizar tan cerca del punto  deseado como queramos (modalidad de 'precisión de aterrizaje'). Incluso hay quien ha hecho de este  vuelo con paracaídas el objetivo mismo del salto, consiguiéndose espectaculares formaciones cuando un  grupo de paracaidistas enlazan en el aire sus paracaídas desplegados (modalidad de "relativo de  campana").   Para iniciarse no son precisos grandes requisitos. Basta tener al menos 16 años y unas condiciones  físicas normales. Mujeres y hombres pueden practicarlo en igualdad de condiciones, incluso en  competición, pues lo que cuenta es la técnica.   Los Centros Escuelas de paracaidismo organizan cursos de iniciación y perfeccionamiento, que permiten  obtener los conocimientos necesarios para una práctica deportiva gratificante y segura. Es posible  probar directamente la caída libre sin necesidad de curso alguno, realizando un salto tándem. Esta es la  forma más cómoda de conocer este deporte, iniciándose con un “salto tándem”, unido en todo momento  a un Instructor, en toda la caída librey vuelo con el paracaídas, hasta el aterrizaje. 
Paracaidismo